PREGUNTAS FRECUENTES: TANTRA

 

¿Es el Tantra sexo?

Es muchas cosas. Aquí en occidente nos hemos centrado en el tantra relacionado con la sexualidad, pero el tantra NO ES SEXO, es una forma de vivir abierto a la vida, a uno mismo y por ende a la sexualidad.
Te puede ayudar a expandirte en tu conciencia sexual, corporal, emocional y espiritual. Es la energía de la vida que fluye muchas veces estancada en ti. La energía del deseo, de la vitalidad, de la alegría y de la intuición.
Practicar Tantra es practicar la conciencia del amor, del cuerpo, de los propios deseos y de la fuerza sexual que fluye en cada uno de nosotros que puedes liberar hacia cualquier faceta de tu vida.
Es una forma de vivir la vida, con plenitud, con apertura y con vitalidad.

 

¿Se practica algún tipo de sexo en clase?

No, en clase no se practica ningún tipo de “sexo”. No hay desnudez , ni nada que pueda confundirse con el “morbo” o “erotismo.
El tantra es una forma de explorar nuestra “sexualidad sagrada” la que va más allá del sexo en sí, centrando nuestra atención en como conectar con esa energía y como expandirla en nosotros.

 

¿Para que me sirve el tantra si no tengo pareja? ¿Solo es útil para dos? ¿Sirve para una persona single?

El Tantra se basa en el mundo dual, en la polaridad simbolizada en la energía sexual masculina y femenina. Dentro de esa dualidad existen muchas otras formas: activo-pasivo, fuerte-débil, sol-luna, luz-oscuridad, dominante-sumiso… Nuestro estado de equilibrio psico-emocional tiene que ver con esta dualidad y capacidad de incorporarla en uno mismo. La danza de Shiva-Shakti.
El tantra te sirve para ver que sucede en ti, en el contacto con tu propia dualidad, para verte y para gestionarte en tus conflictos internos y externos, tanto si estas en pareja, como si no.

 

¿Cual es la finalidad del tantra?

La felicidad. Entendida como una aceptación total de lo que uno es en su polaridad, con sus luces y sombras. Aprendiendo a danzar en esa dualidad en lugar de guerrear para vencerse. Entrar en la armonía de ser, en la expansión y en la liberación de lo que uno realmente es. El tantra tiene como finalidad ayudarte en ese “contacto” contigo y con el otro, con tu yo interno y externo.
Lo que te permite el tantra a través los ejercicios y prácticas es a SENSIBILIZARTE, sentir de forma más presente e intensa las formas de la vida, de uno mismo y de la realidad. En esa sensibilidad se puedes despertar viejas heridas no sanadas que impiden el flujo de la energía universal a través de uno mismo, las sentimos para llevarlas a la conciencia, expresarlas y liberarlas.

 

¿Si al hacer una actividad en el taller se despierta mi deseo, debo rechazar esas sensación para hacer bien el ejercicio?

Es bueno atender las pautas de los ejercicios para llevarnos más allá de lo que sentimos como “deseo”.
El tantra propone otro tipo de contacto, más profundo, más liberador. Contactar con una sexualidad personal. Elevar la energía más allá de la zona genital, llevarla a la EMOCIÓN, al centro del pecho y allí curar las heridas o sentir y contactar con el amor, y seguir elevando la energía, hasta la cabeza, la espiritualidad, el éxtasis.
En los cursos de Tantra se te anima a que vayas más allá del deseo aprendido.Se te enseña a apoyarte en la energía sexual para amarte a ti mismo, liberarte y reconocerte. 

¿TIENES ALGUNA PREGUNTA?

PONTE EN CONTACTO