RENACER

 

EL CONOCIMIENTO Y EL ARTE DE RENACER

Uno de los puntos de partida para cualquier desarrollo personal, familiar, organizativo o social es el auto conocimiento que nos llevará a concienciar y reconocer nuestra realidad presente. Es decir, el auto conocimiento aumentará nuestra capacidad de “darnos cuenta” de dónde estamos y por qué. A medida que tengamos el conocimiento sobre nuestra situación objetiva, nuestro comportamiento en los diferentes momentos de la vida y al “aceptar” ese darnos cuenta podemos tomar decisiones y “actuar” al respecto.

 

El Rebirthing – Renacimiento es la respiración consciente y conectada de la energía. Rebirthing – Renacimiento es un proceso histórico  de sanación de adentro hacia fuera porque involucra las dimensiones física, mental, emocional y espiritual.  Este proceso se logra a través de las funciones más naturales del ser humano: La respiración, el Pensamiento, y la simbología. A través de la respiración  consciente y conectada de la energía la persona revive conscientemente poco a poco, logra la integración, que es hacer consciente una situación.

 

Entonces la comprensión y el placer van a reemplazar la negatividad que ha mantenido al organismo y a la mente limitados. La respiración es un mecanismo de sanación. Al practicar los ejercicios de la terapia, nos encontramos en un momento de consciencia de “Aquí y Ahora”. Los patrones negativos que están guardados en el cuerpo y en la mente se transforman hacia el equilibrio, permitiéndonos agudizar nuestro oído interno para escuchar las respuestas espirituales que nos llevan a integrar vivencias a nuestra evolución, dejando de ser víctimas para ser seres libres de ataduras emocionales, alineados con nuestro propósito de vida, el cual estará sostenido por los dones y sabiduría  que todo ser humano tiene. Al sumergirnos en nuestra sanación tendremos la capacidad real de reconocer los dones de los demás y así en equipo podremos seguir evolucionando como lo merecemos, en confianza, diversión y paz, dando y recibiendo la energía divina.

 

Terapia individual: Asistido por un “Renacedor” se crea un entorno afectivamente afectivo, permitiéndo que la persona que ha experimentado en su vida dolor por la carga negativa acumulada y que le ha llevado a mantenerse en miedo, tristeza, rabia, resentimiento entre otras emociones, iniciar y profundizar en su transformación, integrando el aprendizaje a su vida.

Paso a paso, se van desvaneciendo conscientemente patrones de comportamiento no deseados y se abre el corazón para recibir amor, luz, paz y prosperidad, en fin, la celebración de la vida.

 

Terapia grupal: Se  trabajan diferentes aspectos del Renacimiento a través de cursos que van encaminados a abordar diversos  temas de la vida de las personas con ánimo de clarificar, reflexionar, tomar conciencia, transformar y mejorar. Son interactivos, teórico-prácticos  y siempre tiene una parte para la práctica de la respiración, experimentando distintos tipos de Renacimiento que no son posibles en sesiones individuales.

 

Rebirthing es sanación porque nos conecta con nuestra esencia, que es la fuente de todo nuestro vigor interior, la cual nos retorna a nuestro equilibrio holístico.

 

La respiración consciente y conectada nos permite contactar con las siguientes grandes áreas limitantes del ser humano y trabajarlas para su transformación e integración:

 

·       Trauma del nacimiento y nuestros primeros años de vida.

·       Desaprobación paterna, incluyendo el colegio y la religión.

·       Los desequilibrios entre nuestro padre, madre e hijo internos.

·       Los pensamientos específicos negativos.

·       El desarrollo inarmónico de la sexualidad.

·       La urgencia inconsciente de la muerte.

·       La senilidad.

·       Bloqueos de nuestra multidimensionalidad.

·       Las limitaciones para conectarse con la misión y la visión de futuro personal.

·       La resistencia a la creación de lo divino.

 

Tagore hace referencia a la falsedad del Yo Creo y del Yo Pretendo en este elocuente pasaje “Ese al que encierro en mi nombre está llorando en esa mazmorra. Estoy siempre atareado construyendo un muro alrededor, y a medida que este muro asciende hacia el cielo día a día, pierdo de vista mi verdadero yo en sombra. Me enorgullezco de ese gran muro, y lo enluzco con polvo y arena por miedo a que pueda quedar en mi nombre un mínimo agujero, y a pesar de todos los cuidados que  tengo, pierdo de vista mi verdadero ser”.

 

Y acabaré con las palabras conocidas de Gurdjieff que tanto ha influido en este trabajo y en este nuevo paradigma de sanación y consciencia.

 

“La vida es Real sólo cuando Yo lo Soy”

 

Si quieres hacer terapia conmigo o quieres más información, mándame un mail o llámame.

Gerard Castelló Duran. Terapeuta y formador. 

info@gerard.cd mandar un mensaje o o bien llamar al (+34) 661686585
FacebookTwitterInstagram

TALLER / SEMINARIO